Gastritis y Acidez Estomacal en el Embarazo ¿Qué lo causa y cómo tratarlo?

El embarazo es quizá una de las etapas más increíbles que puede vivir una mujer, empezando por esa indescriptible sensación de tener una vida creciendo dentro de ti.

Sin embargo, para muchas puede significar una auténtica prueba de resistencia debido a todos los malestares frecuentes que deben afrontar durante los 9 meses de espera, siendo la Gastritis, la Acidez Estomacal y el Reflujo de los más comunes. Veamos más al respecto y que puedes hacer para salir airosa de la situación.




La Gastritis y Acidez Estomacal, malestares frecuentes en el embarazo



La acidez estomacal o gástrica se caracteriza por ardor en la parte alta del estómago y esófago, atravesando por el pecho y llegando por lo general a la garganta. Es un malestar muy común. Prácticamente todos en alguna ocasión lo hemos padecido provocado principalmente por ciertos alimentos o bebidas que ingerimos. Sin embargo, en el caso de las mujeres, su frecuencia puede incrementar radicalmente durante su embarazo.

De tal forma que se estima que alrededor del 52% de las mujeres embarazadas presentan acidez gástrica durante el primer trimestre, otro 40% durante el segundo y un 9% durante los últimos tres meses. Y en conjunto prácticamente el 80% de las mujeres llega a presentar problemas de acidez en algún período de su embarazo. 

Por otra parte, el embarazo en si no es en forma directa una de las causas de la Gastritis, pero si ya la padecías anteriormente el incremento en la acidez puede exacerbar los malestares.

¿Por qué aparecen los malestares de la Ácidez Gástricas y Gastritis en el Embarazo?


Como bien sabes, durante el embarazo se presentan muchos cambios en el organismo de las mujeres, uno de ellos tiene precisamente que ver con el acomodo del feto. De alguna forma los órganos internos tienen que hacer “espacio” para que este crezca y se desarrolle adecuadamente.

Esto afecta la motilidad del esófago, debilita su esfínter inferior (el que evita que los alimentos regresen una vez que pasan al estómago) y aumenta la presión gástrica. Lo que trae como resultado la aparición de la acidez y reflujo.

Además de esto existen otros factores que pueden incrementar los malestares tales como: la elevada carga de estrés provocada por los cambios que el embarazo y próximo nacimiento del hijo traiga a tu vida; y las alteraciones en tu nutrición debido a los ascos y modificaciones que has tenido que realizar en tu dieta.

Te puede interesar: Todo lo debes saber sobre la Gastritis Nerviosa

¿Cómo puedes combatir los malestares de la Gastritis y Acidez en el Embarazo?

A continuación conocerás algunas sencillas recomendaciones para que los malestares no afecten mucho tu embarazo:

1. Al dormir coloca almohadas para elevar un poco tu cabeza de la cama para prevenir que los ácidos suban por el esófago. Durante los primeros meses puedes dormir con la cara hacia; como por la semana 16 la posición más recomendable es recostada del lado izquierdo.

2. Evita ingerir alimentos 3 horas antes de acostarte a excepción de líquidos.

3. Procura realizar varias comidas ligeras a lo largo del día en lugar de 3 abundantes para evitar sobrecargar tu sistema digestivo.


4. Evita el café, bebidas carbonatadas y por supuesto, el alcohol y fumar.

Te puede interesar: ¿Cómo aliviar la Gastritis de forma rápida? 9 métodos naturales para lograrlo

5. En cuanto a los medicamentos, los antiácidos comunes por lo general son seguros tanto para el bebé como para la mamá aunque con el uso prolongado pueden interferir en la absorción del hierro. 

Por otro lado, antiácidos de acción prolongada como los bloqueadores de H2 o los inhibidores de la bomba de protones han mostrado cierta seguridad en el suministro a mujeres embarazadas aunque fármacos como la Ranitidina podrían atravesar la barrera placentaria. En cualquier caso, lo ideal es consultar primero a tu médico para asegurarte de elegir la opción más segura para ti.

Para saber más: ¿Qué medicamentos existen para tratar la Gastritis y Acidez? 

6. También existe la opción de utilizar remedios caseros que te ayuden a disminuir la acidez, uno de los más comunes es el bicarbonato de sodio, aunque debes consultar con tu médico antes de tomarlo ya que puede afectar la presión arterial, algo de mucho cuidado en casos de preeclamsia.

Aquí puedes ver 5 Remedios Caseros efectivos contra la Acidez

Comunidad Google+ Únete